5 razones del porqué el café será tu mañanero saludable favorito

Como dice nuestra querida Elan: «A veces solo necesitas un cafecito, una lloradita y a chingarle»… El café es un motivo de convivencia y es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, y sin duda está dentro del Top 3 de las consumidas en todo México, todas/os/es amamos esa sensación de placer cada vez que recorre nuestra garganta y sus pequeños e individuales efectos en la salud hacen que sea una bebida típica e importante en nuestra población. Siempre han habido conclusiones y opiniones divididas en cuanto a si el consumo de café es beneficioso o perjudicial para la salud y esto varía siempre entre los resultados de las investigaciones. Y también un punto clave que tenemos que tener en cuenta, es la cantidad de café a consumir para presentar un posible beneficio o riesgo a la salud.

El café es una mezcla compleja de más de 1000 compuestos bioactivos, algunos con potencial terapéutico antioxidante, antiinflamatorio, anti fibrótico o efectos anticancerígenos. Compuestos incluyen cafeína, ácidos clorogénicos y los diterpenos, cafestol y kahweol. La bioquímica y metabolismo del café se ha documentado ampliamente a lo largo de los años, misma que describe las metamorfosis química que sufre el café desde el comienzo de la preparación, al molerse, al tostarse y al implementar cierta temperatura, procesos que hacen al café una copa de vino negro al finalizar el proceso de elaboración.
Las investigaciones existentes han explorado las asociaciones entre el café como exposición y una variedad de resultados incluyendo al deporte y todas las causas de mortalidad, cáncer, enfermedades cardiovasculares, metabólicas, neurológicas, gastrointestinales y hepáticas.

El café está presenta en la vida diaria de millones de personas, tanto ha transcendido su consumo que se ha vuelto un hábito de vida, por eso aquí te presento 5 razones del porqué el café será tu mañanero saludable favorito.

  1. La cafeína ayuda en nuestra resistencia física

Si eres una persona deportista o una persona poco activa y necesitas esa chispa de energía y agilidad, la cafeína parece generar una mejora el rendimiento físico tanto en personas entrenadas como no entrenadas. A lo largo de los años se ha demostrado que la suplementación con cafeína mejora de forma leve a aguda varios aspectos del rendimiento físico, ejercicios donde se ha estudiado incluyen, entre otros: resistencia muscular, velocidad de movimiento y fuerza muscular, carreras de velocidad, saltos y lanzamiento, así como, una amplia gama de acciones aeróbicas y anaeróbicas específicas de deportes.
La resistencia aeróbica parece ser la forma de ejercicio con los beneficios moderados a grandes más consistentes del uso de cafeína, aunque la magnitud de sus efectos difiere entre persona a persona.

El momento más utilizado para la suplementación con cafeína es 60 minutos antes del ejercicio. El momento óptimo para la ingestión de cafeína probablemente dependa de la fuente de cafeína. Considerando que 1 taza de café normal contiene aprox. 40 mg de cafeína y un expresso aprox. 200 mg. ¿Cuántas tazas equivaldría a nuestra dosis diaria necesaria?.

Se ha demostrado constantemente que la cafeína mejora el rendimiento del ejercicio cuando se consume en dosis de 3 a 6 mg x kg de masa corporal. Las dosis mínimas efectivas de cafeína actualmente no están claras, pero las dosis muy altas de cafeína (por ejemplo, 9mg/kg) se asocia con una alta incidencia de efectos secundarios.

2. La cafeína reduce el riesgo de muerte en enfermedades cardiovasculares

Si bien en México se estima que el 70% de la población adulta vive con al menos un factor de riesgo cardiovascular. El consumo de 2 a 3 tazas de café al día en adultos sanos se asoció consistentemente con un mejor riesgo de mortalidad por todas las causas de enfermedades cardiovasculares.
Enfermedades cardiovasculares, enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular en comparación con los no bebedores, los riesgos se redujeron en 19% para la mortalidad por enfermedad cardiovascular, 16% para la mortalidad por causas de enfermedades coronarias y 30% para la mortalidad por accidente cerebrovascular. El consumo de café de más de tres tazas al día no se asoció con ningún daño o riesgo a la salud. Cabe resaltar que dentro de las investigaciones no se han encontrado beneficios claros en las comparaciones de alto o bajo consumo de café descafeinado y enfermedades cardiovasculares.

A lo largo del tiempo se ha creído que el consumo de cafeína puede alterar o complicar afecciones cardiovasculares, sin embargo, la evidencia sugiere que la ingesta moderada de cafeína y con una ingesta diaria no superior a 600 mg al día, no se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular total o cambios en la presión arterial entre los bebedores habituales de café o personas con hipertensión.

3. Cafeína vs Cáncer

Si bien la vida nos ha dado un gran aliado natural contra diversos tipos de cáncer, estudios en personas sanas han demostrado que los antioxidantes contenidos en la dosis de café entre 2 a 3 tazas de café al día, se asocia con menor riesgo de padecer cáncer de próstata, endometrio, leucemia, cáncer de piel y cáncer de hígado. Por el contrario, si bien, la influencia positiva de los beneficios del café sobre el cáncer son contundentes, esta influencia disminuye considerablemente cuando las personas son también fumadoras de tabaco.

4. La cafeína ayuda en nuestra salud neurológica

Para la suerte de nuestro cerebro, el consumo de café tanto normal como descafeinado se ha asociado consistentemente con un menor riesgo al padecer la enfermedad de Parkinson, además de que investigaciones recientes han asociado al café con un menor riesgo de depresión y trastornos cognitivos, especialmente para la enfermedad de Alzheimer.

5. La cafeína reduce el riesgo de padecer Diabetes Mellitus tipo 2

Si bien, sabemos que la enfermedad de DM2 es proveniente de malos patrones alimenticios, el consumo de café normal como descafeinado se ha asociado consistentemente con un 9% de menor riesgo a padecer de diabetes tipo 2 para pacientes que consumen una dosis no mayor a 4 tazas al día. También es importante destacar que las investigaciones están hechas con el consumo de café negro sin azúcar. La cafeína afecta a cada persona de manera diferente, por cual también se ha demostrado que en personas ya diabéticas el impacto de la cafeína pudiera tener acción directa en los niveles de insulina por lo cual podría provocar una alteración en los niveles de glucosa en sangre, de manera que limita la cantidad de cafeína en la dieta de personas diabéticas puede ser una opción benéfica.

El café es un gran aliado en nuestra vida y nuestra alimentación, no solo nos da esa chispa de energía, sino también provee al organismo de nutrientes fundamentales para combatir diversas enfermedades. Las diferencias entre sus beneficios y efectos adversos como el insomnio, mareo, dependencia o los sentimientos de ansiedad después de la ingestión de cafeína, pueden atribuirse a la variación genética asociada con el metabolismo de la cafeína y la respuesta física y psicológica. Otros factores, como la ingesta habitual de cafeína, también pueden influir en la variación de la respuesta entre cada persona. Es importante también conocer la cantidad de cafeína que nuestro cuerpo pudiera tolerar y metabolizar al día, se habla de no superar una dosis máxima de 400 mg de cafeína al día, que tres o 4 tazas de café normal se considera ya una dosis moderada, seis o más tazas al día se considera excesiva.

Dato adicional: El consumo de cafeína está prohibido en mujeres embarazadas.

Referencias:

Guest, N. S., VanDusseldorp, T. A., Nelson, M. T., Grgic, J., Schoenfeld, B. J., Jenkins, N., Arent, S. M., Antonio, J., Stout, J. R., Trexler, E. T., Smith-Ryan, A. E., Goldstein, E. R., Kalman, D. S., & Campbell, B. I. (2021). International society of sports nutrition position stand: caffeine and exercise performance. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 18(1), 1. https://doi.org/10.1186/s12970-020-00383-4

Poole, R., Kennedy, O. J., Roderick, P., Fallowfield, J. A., Hayes, P. C., & Parkes, J. (2017). Coffee consumption and health: umbrella review of meta-analyses of multiple health outcomes. BMJ (Clinical research ed.), 359, j5024. https://doi.org/10.1136/bmj.j5024

Turnbull, D., Rodricks, J. V., Mariano, G. F., & Chowdhury, F. (2017). Caffeine and cardiovascular health. Regulatory toxicology and pharmacology : RTP, 89, 165–185. https://doi.org/10.1016/j.yrtph.2017.07.025

Suscríbete a nuestro Newsletter

Entradas relacionadas

Forma parte de nuestra familia 😁 y juntxs hagamos un cambio

¿Te gustaría tener un espacio para hablar de los temas que te apasionan y al mismo tiempo dar más visibilidad a nuestra comunidad? En Uniqes tenemos las puertas abiertas para ti y queremos escucharte.